×

El Blog de La Fábrica de Solfa

Inicio / Blog / Descubre el Matarranya: Calaceite / Calaceit

Descubre el Matarranya: Calaceite / Calaceit

El gran valor de Calaceite lo aporta el encanto y belleza de su conjunto arquitectónico, en el que se funden el característico tono dorado de la piedra y el color pardo de los tejados. La variedad y riqueza de los diversos elementos que definen este conjunto urbano justifican con creces el que en 1.973 fuese incoado como Conjunto de Interés histórico-artístico.

La Calle Mayor presenta un gran número de casas palaciales, desemboca en la plaza del Ayuntamiento, con sus característicos soportales y accesos bajo pasos cubiertos. La Casa Consistorial se construyó a principios del siglo XVII y presenta una bella fachada principal. En la planta baja se dispuso la lonja definida por dos arcos de medio punto apoyados sobre columnas y medias columnas. Entre los arcos se colocó el escudo de la villa. En la planta central o noble se abren tres amplios vanos, y en el cuerpo superior se puede observar la característica galería de arquillos de medio punto.

La Iglesia parroquial de la Asunción está presidida por la gran fachada barroca y por la esbelta torre campanario en un extremo. El edificio, finalizado a principios del siglo XVIII, tiene tres naves de igual altura, crucero con cúpula, capillas laterales y coro alto a los pies.

La calle Maella es de trazado recto y está flanqueada por numerosos edificios barrocos que convierten a este enclave en uno de los más bellos de Calaceite. Esta calle concluye en la capilla-portal del Pilar, singular edificación del siglo XVIII que supone el cierre visual de cinco calles.

Casa Moix. Este edificio barroco fue realizado en sillería y estructurado en cuatro plantas. Presenta un espectacular balcón en esquina que descansa sobre ménsulas de piedra y una portada en arco de medio punto y con grandes dovelas.
La capilla-portal de San Antonio y el contiguo portal de Horta, se construyeron a mediados del siglo XVIII, con piedra sillar y mampostería.

El Museo Juan Cabré está alojado en un magnífico edificio dividido en varias secciones: cultura ibérica del Bajo Aragón – colección de exvotos ibéricos – vida de Juan Cabré relacionada con el arte rupestre, arqueología, fotografía y pintura – colección etnográfica – sala de exposiciones de arte contemporáneo.

Poblado Ibérico de San Antonio. Ocupado desde el siglo V a.C., tuvo su apogeo en los siglos IV y III a.C., hasta su destrucción en el siglo II a.C. durante las campañas del general romano Catón. En el poblado se distinguen dos núcleos: la parte superior está defendida por una muralla y atravesada por una calle central y casas de planta rectangular; la parte inferior, en la ladera, se estructura en terrazas y está rodeada por un foso y una gran muralla con un torreón.

Entradas relacionadas