×

Categoría: Valderrobres/Vall-de-Roures

Inicio / Valderrobres/Vall-de-Roures

Descubre el Matarranya: Valderrobres / Vall-de-Roures

valderrobres-vallderoures-fábrica-de-solfa-matarranya

Conquistada la población por Alfonso el Casto hacia 1.168, la villa de Valderrobres acabó siendo cedida al obispado de Zaragoza, que a lo largo del siglo XIV mandó construir dos de los edificios más emblemáticos de la población: la iglesia gótica y el Castillo. El castillo Episcopal fue construido en torno a una roca natural fortificada para servir como elemento defensivo. A finales del siglo XIV, el arzobispo de Zaragoza García Fernández de Heredia comenzó la transformación del castillo defensivo en un palacio episcopal, tal como lo vemos en la actualidad.

Iglesia de Santa María la Mayor. Inseparablemente unida a la figura del Castillo, la iglesia parroquial de Valderrobres es uno de los más espléndidos ejemplos del Gotico levantino de la zona. Se construyó a lo largo de la segunda mitad del siglo XIV, presenta una sola nave rectangular, bóveda de crucería, capillas laterales y ábside poligonal. En el exterior destaca la portada Sur, coronada por un espléndido rosetón.
El Ayuntamiento. Símbolo del progresivo aumento de poder de la burguesía y sus concejos en detrimento del poder del arzobispado representado por el castillo, la Casa Consistorial se acabó de construir en 1599, fecha que aparece esculpida en el escudo de la fachada. En 1929 el ayuntamiento de Valderrobres fue reproducido en el pueblo español de Barcelona.

El puente de piedra. Difícilmente podría Valderrobres tener una entrada más espectacular que la que le brinda el impresionante puente medieval y el portal de San Roque. La construcción del puente está asociada a la de sus murallas. Fue el rey Juan I el que dio permiso para construir la muralla en el año 1.390. Se trata de un sólido puente medieval provisto de tajamares en forma de cuña, pensados para protegerlo de fuertes riadas y evitar la acumulación de troncos.
El puente atraviesa la antigua puerta principal de acceso al recinto amurallado. A finales del siglo XVI el portal fue consagrado a San Roque, protector ante las epidemias y Patrón de la población.

El portal de Bergós. Existían siete salidas en el trazado medieval de las murallas, correspondiendo cada una a un camino de acceso que nos llevaría hasta alguno de los pueblos del alrededor. En el caso del portal de Bergós, parece ser que se trataba de la salida que conducía hasta la vecina población de Torre del Compte.
Ermita de los Santos. Situada a 5 km. de la población, la ermita en honor a San Abdón y San Cenen fue levantada en 1.417. Está construida enteramente en piedra sillar y tiene una sola nave rectangular. En el interior destaca su amplia bóveda de cañón apuntado y sus tres grandes arcos diafragma. Al lado de la ermita se ve una edificación sólida a la que se accede por medio de una gran puerta en arco de medio punto.