×

Categoría: Calaceite / Calaceit

Inicio / Calaceite / Calaceit

Ersi Marina Samará presenta la exposición de pintura en técnica mixta «La sombra del pincel»

Ersi Marina Samará - Exposición

Ersi Marina Samará – Exposición

Serie de obras sobre papel, composiciones abstractas y conceptuales.

Nació en Atenas. Grecia, y desde 1979 reside de forma permanente en España. Vivió muchos años en Barcelona hasta que en el 2005 decidió alejarse de la gran ciudad para buscar serenidad y equilibrio en el Matarranya. Desde entonces vive y trabaja en Beceite.
Su obra pictórica y de técnica mixta se plasma casi siempre sobre papel. Utiliza sobre todo acuarela en composiciones esencialmente abstractas y conceptuales.

Las distintas materias artísticas que ha estudiado, desde la pintura y la fotografía hasta la caligrafía gestual y la escritura creativa, establecen un diálogo contínuo que da lugar a nuevas ideas, nuevos interrogantes y una constante búsqueda de respuestas plásticas.

Paralelamente el mismo día de la inauguración el chef de la Fábrica de Solfa Kike Micolau interpretará un plato basándose en una de las obras de la artista.

La Fábrica de Solfa – Ersi Marina Samará – Cartel exposición

La Fábrica de Solfa – Ersi Marina Samará – Cartel exposición

Exposición de Romà Vallès, un artista referente del informalismo y la abstracción

Romà Vallès en su estudio

Romà Vallès en su estudio


 

Romà Vallès abre la serie artística dentro del marco de Las Historias Gourmet del Hotel-Restaurante La Fábrica de Solfa de Beceite.

 

Romà Vallès (Barcelona, 1923-2015) fue todo un referente de las innovadoras técnicas pictóricas de los años cincuenta y sesenta, una pieza clave para entender el informalismo y la abstracción, siendo uno de los autores más emblemáticos de la plástica contemporánea catalana.

En 1945 ingresa en la Escuela Superior de bellas Artes de Sant Jordi de Barcelona y se licencia cinco años más tarde. Fiel a sus criterios permaneció alejado de las modas del momento, expresándose con total libertad y forjando así un proyecto personal robusto.

Diferentes etapas configuran la dilatada carrera de Romà Vallès, en la etapa inicial sus obras destacaban por la ausencia de color dentro de un registro abstracto-informalista. Entre 1956 y 1964 se centra en la serie Cosmogonías, donde inicialmente predominó el blanco y gris, dando paso más tarde al color. A partir del año 1968 concilió geometrismo e informalismo, añadiendo formas geométricas, evolucionando hacia un concepto puro basado en superposiciones de planos.

Durante los años setenta crea la serie Biomorfismo, convirtiendo los elementos geométricos en curvilíneos, siguiendo con la serie Floraciones, dando un giro donde la curva y la mancha se convierten en paisaje y la serie Nuevos conceptos, donde la pintura incorpora el objeto y el artista realiza algún happening.

A finales de los setenta, surge la serie Cuatro elementos, de nuevo inmerso en el gesto, la mancha, la curva y el color. A inicios de los ochenta realiza la serie Signos donde la gestualidad se acentúa con gruesas pincelas negras. Dando paso a finales de los ochenta con la serie Nuevos espacios fusionando conceptos de series anteriores.

En 1999 comienza la serie Entre siglos volviendo a dar mucha importancia a la materia y encontrando nuevas formas estéticas, con el espesor, la capa, materias como la arena, y el pigmento.

En la etapa de madurez el artista se introduce en la filosofía de Heráclito creando la serie con el mismo nombre, en la que existe una preocupación incesante por el devenir de las cosas, retornando el collage y la disminución del color, terminando así su ciclo artístico.

Esta muestra quiere rendir un homenaje a este artista, que desde principios de los setenta, mantuvo una fuerte vinculación con la comarca del Matarraña, y en especial con la población de Calaceite, la que fue uno de sus principales refugios, una fuente de inspiración apartada del bullicio de la gran ciudad.

 

Romà Vallès Cartel exposición

Romà Vallès Cartel exposición

Los 10 +1 motivos para visitar el Matarraña en el mes de febrero

Beceite - La Fábrica de Solfa

Panorámica de Beceite · Jordi Ferrer Ber


Propuesta de dos días, para cualquier fecha del mes de febrero, solo para evadirse y conocer la esencia del Matarraña


 

  1. Poder disfrutar de la tranquilidad del nacimiento del río Matarraña, el Parrizal de Beceite.
  2. Saborear el aceite virgen de oliva recién exprimido, nos despierta las papilas gustativas.
  3. Escuchar los sonidos de los pájaros, del agua, de las hojas y de la gente.
  4. Pasear por las calles de los pueblos y convertirse en el único protagonista en ese momento.
  5. Calentarse al lado de la chimenea y observar cómo arde el fuego de leña de encina.
  6. Contemplar un magnífico espectáculo del atardecer en el poblado ibérico de San Cristóbal de Calaceite.
  7. Descubrir la personalidad de los vinos de garnacha del Matarraña.
  8. Gozar de la intensidad de la luz que ofrecen los paisajes del territorio.
  9. Contar con una óptima temperatura para poder realizar cualquier tipo de actividad: senderismo, ciclismo, trail running, y un largo etcétera.
  10. Observar la oscuridad del cielo y recrearse con las estrellas.
  11. Deleitarse de todas nuestras Historias Gourmet del restaurante, y descansar en nuestro hotel familiar La Fábrica de Solfa.

 


2 noches de alojamiento en régimen de media pensión, 288 € por pareja (IVA incluido)


Descubre el Matarranya: Calaceite / Calaceit

El gran valor de Calaceite lo aporta el encanto y belleza de su conjunto arquitectónico, en el que se funden el característico tono dorado de la piedra y el color pardo de los tejados. La variedad y riqueza de los diversos elementos que definen este conjunto urbano justifican con creces el que en 1.973 fuese incoado como Conjunto de Interés histórico-artístico.

La Calle Mayor presenta un gran número de casas palaciales, desemboca en la plaza del Ayuntamiento, con sus característicos soportales y accesos bajo pasos cubiertos. La Casa Consistorial se construyó a principios del siglo XVII y presenta una bella fachada principal. En la planta baja se dispuso la lonja definida por dos arcos de medio punto apoyados sobre columnas y medias columnas. Entre los arcos se colocó el escudo de la villa. En la planta central o noble se abren tres amplios vanos, y en el cuerpo superior se puede observar la característica galería de arquillos de medio punto.

La Iglesia parroquial de la Asunción está presidida por la gran fachada barroca y por la esbelta torre campanario en un extremo. El edificio, finalizado a principios del siglo XVIII, tiene tres naves de igual altura, crucero con cúpula, capillas laterales y coro alto a los pies.

La calle Maella es de trazado recto y está flanqueada por numerosos edificios barrocos que convierten a este enclave en uno de los más bellos de Calaceite. Esta calle concluye en la capilla-portal del Pilar, singular edificación del siglo XVIII que supone el cierre visual de cinco calles.

Casa Moix. Este edificio barroco fue realizado en sillería y estructurado en cuatro plantas. Presenta un espectacular balcón en esquina que descansa sobre ménsulas de piedra y una portada en arco de medio punto y con grandes dovelas.
La capilla-portal de San Antonio y el contiguo portal de Horta, se construyeron a mediados del siglo XVIII, con piedra sillar y mampostería.

El Museo Juan Cabré está alojado en un magnífico edificio dividido en varias secciones: cultura ibérica del Bajo Aragón – colección de exvotos ibéricos – vida de Juan Cabré relacionada con el arte rupestre, arqueología, fotografía y pintura – colección etnográfica – sala de exposiciones de arte contemporáneo.

Poblado Ibérico de San Antonio. Ocupado desde el siglo V a.C., tuvo su apogeo en los siglos IV y III a.C., hasta su destrucción en el siglo II a.C. durante las campañas del general romano Catón. En el poblado se distinguen dos núcleos: la parte superior está defendida por una muralla y atravesada por una calle central y casas de planta rectangular; la parte inferior, en la ladera, se estructura en terrazas y está rodeada por un foso y una gran muralla con un torreón.